domingo, 12 de abril de 2009

Arte churrigueresco -8


El Transparente de Toledo


R.A.E.

churriguerismo.

1. m. Estilo de ornamentación recargada empleado por Churriguera, arquitecto y escultor barroco de fines del siglo XVII, y sus imitadores en la arquitectura española del siglo XVIII.

2. m. despect. Ornamentación exagerada.


La característica anti-moderna del churriguerismo reside en su organicidad…..es el último arte orgánico de Occidente…..no concibe la obra desdoblada en dos sustancias: esencia y ornamento (alma y cuerpo)…..lo imprescindible y lo prescindible…….no existe la posibilidad de prescindir de nada…..los ataques más biliosos vendrán por su supuesto “excesivo decorativismo”, por su “ornamentación exagerada”….(incluso se insinua un valor puramente ornamental –de adicción- a la acción artística)….adicción a qué….preguntarle a Narciso Tomé si le sobra algo, proponedle que lo “descargue”…..el organicismo entiende la obra formalmente como un todo, nada sobra, nada falta, cualquier elemento es imprescindible…..como lo son las palabras….si prescindimos de términos, si “alisamos” el lenguaje, nos encontramos con el estilo telegráfico…..

Sólo a partir del pensamiento clasicista, en su desarrollo racionalista, que enajena la obra artística desdoblándola idealmente, puede alguien llegar a decir: menos es más


El churriguerismo no concibe ni el menos ni el más porque su sistema es ilimitado….modernidad y anti-modernidad se enfrentan a la Naturaleza concibiéndola como un caos donde hay que buscar un determinado orden…..la modernidad utiliza el orden euclidiano, la anti-modernidad el orden fractal.


La máquina churrigueresca es un sistema exaltado (máquina deseante) constituida por máquinas espaciales unitarias exaltadas, interconectadas por leyes de formación apasionadas….la geometría que mejor la modeliza es la geometría fractal….el retablo puede ser visto como un sistema fractal donde cada parte tiene la misma configuración que el todo, desarrollado en cascada por un procedimiento de retro-alimentación…..el modelo es el resultado de un proceso de desarrollo fractal…el sistema es homotético internamente…..la dimensión del sistema, el grado de comprensión de la obra depende de la escala a la que se percibe….la percepción del edificio depende de la distancia a la que es observado….los límites del sistema quedan determinados por las dimensiones máximas del espacio disponible y por la capacidad resolutoria de la tecnología aplicada…..la realidad del límite superior no existe, el artista rompe las alturas con un trampantojo del cielo…la mirada intelectiva es lanzada al infinito….la metodología del artista consiste en convencernos de que los límites no existen, en consonancia perfecta con el mensaje metafísico que sugiere la iconografía….microcosmos e infinitud divina…..la obra propone la disolución de los límites abarcando desde el infinito inferior al infinito superior….imagínese lo que la tecnología actual podría facilitar la labor de un artista que saliendo de la máquina del tiempo quisiera seguir la metodología churrigueresca…..en realidad los límites sólo quedan fijados por la imaginación…..el retablo churrigueresco, como el Tema Real de J. S. Bach o la escalera de Penrose, es un canon eternamente remontante (Douglas Hodftather)


Esta máquina auto-replicante es un sistema de estados….el desarrollo fractal se efectúa por pasos, el paso de la cascada queda determinado por el programa iconográfico.


….La geometría fractal se caracteriza por dos elecciones: la elección de problemas en el seno de la Naturaleza, pues describir todo el caos sería una ambición sin esperanza ni interés y la elección de herramientas en el seno de las matemáticas, pues buscar aplicaciones a las matemáticas por la única razón de su belleza no ha producido otra cosa que sinsabores (Benoit Mandelbrot)


Parafraseando a Mandelbrot podemos intentar entender esta arquitectura que se enfrenta a dos elecciones: la elección en el seno del caos de la Naturaleza; debe elegir unas formas iconográficas, su elección viene condicionada por la tradición y la costumbre, pero a la vez espoleada por la búsqueda de originalidad….heterodoxia y ortodoxia en la representación de los mensajes teológicos…..así mismo elige unas determinadas herramientas formales de la tradición de los órdenes clásicos, pero esas formas son utilizadas extremando su particularización y su estar fuera de todo sistema….o al menos que expresen la intención del artista de extender el sistema fuera de todo límite…..este uso libertario del sistema clásico será visto posteriormente como “irregularidades”….lo que el artista expresa intencionadamente es la contradicción entre costumbre y novedad, entre simetría y anti-simetría …el resultado fue visto por los académicos miopes como “distorsiones”, “asimetrías” y otros muchos y peores epítetos.


El estilo churrigueresco es un estilo rebelde, trasgresor y libertario, usa las formas tradicionales pero las lleva al grado máximo de exaltación, tanto en proporción como en escala…….Se asimila a la experiencia teatral…..arquitectura, pintura, escultura, escenografía y literatura, quedan unidas orgánicamente en una sola acción artística….como en el teatro lo principal es la sensación, lo sentimental, el grado de emoción que puede provocar…..y todos los trucos de la escena barroca son utilizados: simulaciones, perspectivas aceleradas, ilusiones ópticas, iluminación, ocultamientos….todo el conjunto está inmerso en una atmósfera de nubes que ocultan parcialmente el monumento…la arquitectura se insinúa y así se hace continua y omnipresente ….los iconos no se presentan aislados o enmarcados para así reforzar el impacto del símbolo, sino que se presentan teatralmente formando dioramas o escenas completas….el monumento es un libro o un teatro formado de capítulos o escenas….


Teatro del mundo, del demonio y de la carne…..arquitectura erótica, algo que no ha podido ni plantearse la arquitectura moderna…..como erótico era el arte del siglo y la sociedad que lo delectaba….todo el monumento está lleno de insinuantes carnes jóvenes, ángeles niños, doncellas, efebos, remontándose desde lo inferior hasta los cielos, llenando por una vez la cueva del cardenal Cisneros de vida y alegría…..


Este es el arte de Churriguera y sus seguidores….por mucho que lo hayan repetido los académicos, no hay una sola obra de este estilo que resulte horrenda….siempre hay una llamada a la sensualidad, una armonía con la escala humana….mientras que, con todos los respetos, no se puede decir lo mismo de los monumentos de la Academia….

1 comentario: